Para mayor información favor de escribirnos a nacional@smes.mx

Sociedad Mexicana de Emprendedores Sociales 2018. Todos los derechos reservados. ©

Como crear una Empresa Social

Hace centurias el ser humano emprendió la aventura de conquistar el mundo, de descubrir sus secretos, de alcanzar lo inalcanzable; no por la sensación de poder si no por el solo hecho de ser humanos, de hallar en ti “tú razón de ser”.


Hoy en día esta aventura aún continúa, solo que con el añadido de la híper conexión, todos siendo parte de uno y uno siendo parte de todos; por lo que hagamos o dejemos de hacer impacta a nuestro entorno directamente y se replica casi instantáneamente.


Como ya han escrito mis compañeros y amigos, los emprendedores sociales tenemos esta gran encomienda de impactar al mundo, ya no solamente desde cada trinchera si no en conjunto, como una gran red de amigos y amigas con alto enfoque social.


A continuación te detallo algunos consejos que nos dan nuestros amigos de emprende pyme; de cómo crear una empresa social.


Todos aquellos que en algún momento deseamos aventurarnos en crear una empresa social debemos tener en cuenta los siguientes consejos:


· Detección de oportunidades: es necesario ver dónde hay una oportunidad para saber cómo podemos dar respuesta a un problema. Hacer una empresa social porque sí no va a llevarnos a ningún lugar. Debemos analizar el mercado e investigar sobre qué forma podemos ayudar a mejorar la sociedad y acotar el campo de acción, sobre todo al principio. Al igual que la empresas normales, debemos de dedicarnos a una cosa en concreto, ya que no se pueden abarcar todas las necesidades sociales.


· Conocer el cliente: debemos ser conscientes de que, en ocasiones, la persona que se va a beneficiar de nuestro producto no es la misma que va a pagarlo. Deberás focalizar cada uno de tus públicos.



· Es una empresa, no es una ONG: es imprescindible realizar la gestión del proyecto como lo que es, una empresa. Es necesaria una dirección y una administración de la contabilidad que permita tomar decisiones sobre inversiones y gastos.



· Establecer un modelo de negocio rentable: al igual que todas las empresas, es necesario crear un modelo que genere beneficios, o por lo menos, que no genere pérdidas. Las empresas sociales no están enfrentadas a la generación de beneficios a través de la actividad que realizan, pero sí anteponen la solución al problema de la sociedad a la obtención de riqueza para el propio fundador.



· No depender de subvenciones: Es probable que al principio, las donaciones, las subvenciones y las ayudas nos echen una mano a relanzar el proyecto. Sin embargo, una de las claves es intentar que esta no sea la única fuente de ingresos de la empresa, ya que en el momento que desaparezcan, la empresa tampoco podrá seguir adelante. El objetivo es obtener una estabilidad financiera que permite la durabilidad de la empresa.



· Ofrecer un valor añadido a tu producto o servicio: este es uno de los puntos más importantes. Los productos y servicios que ofrecen las empresas sociales suelen tener un precio más alto por cuestiones obvias: mayor elaboración, materias más caras y acciones a favor del medio en el que vivimos. Por ello, debemos conseguir que las personas acceden a pagar un sobreprecio por el valor que posee nuestro producto o servicio frente a la competencia.


Esta es la oportunidad que todos debemos tomar para hacer de nuestro país un ejemplo de innovación social. porque #AMéxicoLoCambiamosNosotros

Vamos con todo.

61 vistas1 comentario