Construimos una biblioteca y nadie entro a leer un libro.

Era viernes por la tarde y me encontraba conociendo la vida de una gran persona, después de un par de meses de intentar concretar un momento para conocernos... ¡lo logramos!


¿De quién hablo? Por su puesto que de Diego Estrada, a quién quizá muchos de ustedes no lo ubican, puesto que aun no es emprendedor social, sin embargo si esta esforzándose mucho por hacer un "personal brand" a través de su red social favorita, con el nombre de usuario @tuvidaesincreible.


La platica fue muy amena y poco a poco nos fue llevando a temas de impacto social, puesto que Diego es coordinador de un grupo de misiones católicas y yo fundador de SMES y de LIDEA. La platica llego a un punto donde estuvimos en común acuerdo y sé que probablemente algunos se van a sentir incómodos al seguir leyendo pero en mi experiencia y la de Diego esta es la verdad.

Misiones desarrolla mucho más al misionero que a la comunidad rural.

No tengo pruebas, pero tampoco lo dudo y también creo que alguno de ustedes podría demostrar que hay casos donde una comunidad rural se ha desarrollado, y salido de la pobreza y sus condiciones de vida, gracias a la participación de misioneros católicos.


Lo importante de esto y en lo que quiero clavarme, es que la gran mayoría de los emprendedores sociales de México vivimos una experiencia de sensiblización y empatía al irnos de misiones o algún tipo de voluntariado (que en este caso, considero que el desarrollo de voluntario/comunidad es equitativo, según con quién vivas la experiencia).


Podría decirse que le debemos principalmente a misiones y voluntariados el roce de empatía que se ocupa para decidir querer ser parte del cambio, sin embargo, ni misiones ni los programas de voluntariado están diseñados para que sus participantes se sumen de manera consciente a resolver las grandes problemáticas socioambientales. A diferencia de programas como LIDEA, Balloon y Esmex que de manera premeditada buscan crear agentes de cambio reales por medio del emprendimiento social.


Entonces, ¿cuál es el problema de que algunos misioneros/voluntarios se inspiren en su experiencia a ser emprendedores sociales? Lo voy a escribir con mucha cautela:

La falta de un análisis profundo sobre las necesidades y problemáticas reales y urgentes que se vive en las comunidades rurales.

De ahí el titulo del articulo que estas leyendo, ¿cuantas veces has visto que grupos u organizaciones construyen una biblioteca en una comunidad rural? ¿sabes si esa era realmente la urgencia de la comunidad? o ¿era la manera "fácil" de apoyarla y llenar el sentimiento de apoyo de quien lo hizo?


Platicando con Diego, concluimos que muchas veces se ayuda por ayudar, y la manera más fácil es construir una biblioteca, muchas veces hechas inclusive sin filtros de lo que se está recibiendo, por ejemplo, entregando en ellas también libros en inglés, cuando ni siquiera lo podrán leer puesto que no saben el idioma o enciclopedias que quien las dono ¡jamás las leyó! Mucho menos las va a leer quien las reciba en la comunidad. En su mayoría, estas ayudas se hacen sin resolver realmente los problemas urgentes con los que vive la gente de las comunidades rurales. Algunos de los grandes problemas suelen ser:

  • Escasez de agua

  • Escasez de comida saludable

  • Iluminación y suministro eléctrico

  • Acceso a Internet

  • Pavimentación

  • Acceso a servicios médicos

  • Oportunidades laborales

  • Educación de calidad


La idea es ayudarte a ti para formar parte de algún proyecto que colabore con el desarrollo de alguna comunidad rural en específico o bien, si te quieres involucrar en ser parte del cambio puedes crear tu propio proyecto y ser parte de la solución. Para esto te puedo recomendar algunas de las herramientas que yo utilizo para hacer un análisis profundo de problemas:

En fin, espero que el descubrir de estás herramientas pueda ayudarte precisamente a eso, descubrir los problemas reales y urgentes que se viven en las comunidades, para que puedas ofrecer las mejores soluciones y te destaques como agente de cambio y no solo colabores en la edificación de una solución con pocos resultados.

Para mayor información favor de escribirnos a nacional@smes.mx

Sociedad Mexicana de Emprendedores Sociales 2018. Todos los derechos reservados. ©