Emprende tu pasión

Antes de leer el texto quisiera hacer una pregunta al emprendedor que este leyendo esto o a cualquier persona que quiera emprender.

¿Qué quieres ser el resto de tu vida?

La filosofía de todo emprendimiento social es resolver problemáticas sociales o ambientales mediante alternativas empresariales. Pero detrás de todo emprendimiento hay una persona con grandes sueños, con una pasión inextinguible y sobre todo con ideales que rayan en la utopía.

Es importante saber que nos mueve como emprendedores sociales: ¿La motivación o la pasión?

La motivación sin duda es poderosa, representa la voluntad de todo emprendedor por alcanzar una meta y cuando está se logra necesitamos una motivación mayor que represente un crecimiento personal y un reto que nos demuestre de que somos capaces de lograr aquello que nos proponemos. Pero la motivación tiene una vida de corto plazo, se aviva como una llamarada y se va menguado conforme al tiempo.

Pero la pasión es ese motor interno que sobrepasa nuestra voluntad ,es una necesidad latente ,es una guía en el camino que nos lleva a hacer grandes cosas que solo se prodigan lograr mediante las grandes pasiones.

La pasión es el primer paso que todo emprendedor social debe buscar dentro de sí antes de incluso emprender. Sólo encontrándola seremos capaces de comprometernos con nuestra pasión y no desistir e incluso hacer hasta lo imposible por llevarla a cabo. Por qué la pasión es esa llama que nunca se apaga, es lo intangiblemente poderoso y lo suficientemente capaz de materializarse.

Los emprendimientos sin pasión están condenados a perderse en el con el tiempo pero aquellos que tiene una profunda misión de vida, con un gran significado personal y sobre todo con una gran pasión de trasfondo, sin duda esos emprendimientos están destinados a cambiar al mundo y a cambiar nuestro pequeño y a la vez extenso mundo interior.

Se ha dicho que la felicidad es pasajera, pero debemos estar seguros que lo más acercado a la felicidad es aquello que hacemos de manera apasionada y que estamos dispuestos hacerlos anteponiendo incluso nuestra subsistencia material en este mundo, es algo que hacemos sin recibir condecoraciones o logros, porque todo lo que se hace con pasión se hace también con el corazón.

Por otra parte la pasión es atemporal, subsiste en el espacio etéreo de lo profundo de nuestro ser, sin duda forja el espíritu y el carácter de todo emprendedor. Nos enseña nuevos caminos, nos demuestra la grandeza humana de manera sutil sin prepotencia sin prejuicios, tiene la habilidad de mezclarse con las vibraciones altas en el triangulo virtuoso del ser ,donde converge con los ideales y el amor.

La llama de la esperanza hoy no se ha apagado, por qué grandes apasionados por sus ideales de transformar el mundo estaban dispuestos a dar la vida por lo que amaban apasionadamente. El sistema aún no ha entendido qué por más opresión o enajenación hacia la raza humana nunca lograra controlar a los disidentes que siguen su pasión por hacer al mundo un mundo mejor.

Hoy más que nunca necesitamos esa energía transformadora, el mundo nos necesita pero debemos estar dispuestos a afrontar los grandes retos unidos bajo una sola pasión como si fuéramos un solo corazón donde nuestras pasiones laten al mismo tiempo.

Es hoy el momento de emprender con pasión.

¿Hasta donde te llevará tu pasión?

55 vistas

Para mayor información favor de escribirnos a nacional@smes.mx

Sociedad Mexicana de Emprendedores Sociales 2018. Todos los derechos reservados. ©