¿Por qué no lo haces tú?

Siempre se ha dicho que el emprendimiento es fácil, que es algo que cualquiera puede hacer y no tiene gran valor ni es apreciado inclusive de aquellas personas que están cerca de ti, los comentarios sobran desde los típicos memes.

Pero yo siempre hago esta pregunta:

¿si es tan fácil porque no lo haces tú?

Y las respuestas son muchas, pero detrás de todas ellas es el miedo el que te permite conformarte con lo que tienes y no buscar más.


Realmente puedo decir que a lo largo de estos más de 8 años que llevo en este camino del emprendimiento me he dado cuenta que somos los jóvenes quienes nos arriesgamos a ser emprendedores, a cambiar las reglas del juego sin importar lo difícil y complicado que pueda ser. Nos aventuramos en este juego sin saber que muchas veces deja de ser una aventura para convertirse en nuestro plan de vida, y es que al entrar en este camino, comienzas a reflexionar en todas las cosas que podrías cambiar, hasta el día de hoy, no conozco a ningún emprendedor que no se despierte y duerma pensando ¿cómo mejorar su medio ambiente o generar un mayor impacto social?.

Si bien es cierto que "juventud" puede sonar a "falta de conocimiento y experiencia", somos y seremos nosotros los que estamos generando un verdadero cambio, cada uno desde sus trincheras aporta su granito de arena en este mar de acciones, para transformar no solo nuestra vida, si no la vida de las personas que colaboran con nosotros, sus familias, a las que impactamos, y al resto del mundo.


Durante todo este tiempo me había preguntado ¿qué valor puede tener la vida si realmente no generas un cambio positivo en el mundo?, por que como decía mi padre ,no se trata de que mundo le dejare a mis hijos, la pregunta sería que hijos le voy a dejar al mundo, (esto haciendo referencia a nosotras, sus hijas) y claro, es muy válido decir que solo viniste a vivir la vida, pero solo tienes una vida y muchas oportunidades de fallar y volverlo a intentar, pero ¿qué pensarías si te digo que no solo se trata de eso? piensa en grande DEJA TU LEGADO, TU HUELLA, algo positivo e impactante que el día que dejes este mundo tengas la total satisfacción de haber hecho siempre lo que quisiste y ser la mejor versión de ti día tras día.


El emprendimiento social sin duda alguna es el presente y futuro de este planeta, desde que decimos orgullosos soy emprendedor social es sentir dopamina en tu cuerpo, es esa preciosa energía que emanas en solo pensar por todo lo que te esforzaste para llegar en donde estas, los amigos que has hecho en este camino y los hermanos que has podido sumar a tu familia, aquellos que sin excusas ni pretextos suman a tu proyecto de vida tanto laboral como profesionalmente y sin pensarlo estarán allí para apoyarte o hacerte saber cuándo estas por hacer las cosas mal.




Si esto que acabas de leer no genera una inquietud o un cambio de pensamiento solo te preguntaría


¿Qué piensas hacer por el resto de tu vida? ¿una vida cómoda? puede ser buena opción. Pero sin temor a equivocarme te puedo decir que el emprendimiento social es una excelente idea para vivir con intensidad cada día.


AQUÍ UN EXTRA

ADVERTENCIA SOLO ABRIR EN CASO DE QUERER GENERAR UN CAMBIO POSITIVO.

94 vistas

Para mayor información favor de escribirnos a nacional@smes.mx

Sociedad Mexicana de Emprendedores Sociales 2018. Todos los derechos reservados. ©