¡Te agendejaste!

Me parece increíble que en pleno 2019, con todas las ventajas tecnológicas y lo que representan, sigan existiendo (muchas) personas que se sorprenden cuando le pido su correo para enviarles un evento por calendario. Recuerdo la última vez que yo me sorprendí cuando me pidieron mi correo para agendar una cita.


Era 2013 y me lo estaba pidiendo el vicerrector de la universidad donde estudiaba, porque quería conocer sobre LIDEA, nunca había utilizado mi calendario de Google, sabía perfectamente mi horario escolar y los días y horarios de mis actividades extracurriculares, sin embargo, fue la última vez que me sorprendió que me lo pidieran, porque ir con él a platicar me provocó faltar a un examen y reprobar un examen.

El vicerrector nada podía hacer al respecto con mi examen, no había sido él quien fallo, había sido yo, me había "agendejado", no solo con él, sino con mi confianza de saber de memoria mis responsabilidades con la escuela. Comencé a mejorar el manejo de mi agenda y mi calendario, sin embargo, una equivocación no fue suficiente para que aprendiera, pasaron varios años y cometí mi segunda "agendejada".


El mismo día que tenía que estar en la ciudad de Puebla dando mi segunda conferencia fuera de mi ciudad, tenía que estar también en Monterrey para hacerme mi primer tatuaje con un artista a quien venía siguiendo desde años atrás. Para mi sorpresa el artista opto por abrir un espacio adicional en su gira por mi ciudad, para un día antes de lo previsto, todo ello bajo una pequeña multa compensatoria por el inconveniente.


A partir de ese día no se me pasa ni una ida a tomar un café, mucho menos una conferencia, mi boda y viajes personales. Pero como no se trata de aburrirles, sino más bien de brindarles herramientas que les sean útiles en su día a día, les ofrezco

4 sencillos tips para ser un superagendador
  1. Aprovecha las herramientas con las que ya cuentas, sobretodo aquellas que son gratuitas. Si eres #TeamApple de seguro tienes iCal y un iPhone o quizá eres #TeamGoogle y tienes Google Calendar y un celular con Android ¡utilízalos! No necesitas tener un correo empresarial para utilizarlos, yo utilizo perfectamente mi Gmail y acomodo por colores mi calendario según el tema de mi pendiente.

  2. Una vez al día, en el momento que a ti te funcione, tómate el tiempo de hacer tu agenda de ese día o del día siguiente (según el momento en que lo hagas)

  3. ¡Que tus citas no duren una hora! Entiendo que así viene por default en los calendarios, que es muy sencillo hacerlo así, pero te recomiendo ser muy eficaz con tus tiempos. Por ejemplo yo programo mis reuniones en un tiempo máximo de 45 minutos, practicando la habilidad de condensar todo al menor tiempo posible. Esto me permite abarcar más pendientes al día o inclusive tener mayor tiempo libre.

  4. Checa la zona horaria de donde y cuando haces el evento, con el donde y cuando será el evento, recuerda que en México hay más de una zona horaria.

  5. "El superpoder de hacer un poco todos los días" - 72 kilos


Termino esta colaboración con esa imagen, puesto que tiene la capacidad de mostrarnos como se puede ir edificando un sueño, un pendiente, una construcción, un emprendimiento, un libro, etc... Haciendo una cosa a la vez, pero designándole un momento al día para hacerlo. Lo mágico de esta imagen y su frase está en el hacer diario.

Para mayor información favor de escribirnos a nacional@smes.mx

Sociedad Mexicana de Emprendedores Sociales 2018. Todos los derechos reservados. ©